Personas tóxicas um…NO gracias

toxic-people

-¡Hola! soy Mariquita, soy nueva por aquí, encantada de conocerte.

-¡Hola! yo soy AnToxica malaleche, malvenida.

Si la gente se presentara así, todo sería mas fácil desde el principio, pero no, todas esas toxinas se cuelan como un virus, te van contaminando poco a poco y de repente…¡¡¡ZASCA!!!tienes un gripazo de infarto…

Pues bien lectores míos, aquí os dejo mi primera tragicomedia.

Mariquita Pérez  deja su patria (querida), su estado de confort y se va al extranjero…sí, es ese el motivo si, trabajo. Como es normal conoce a muchas, buenas y variopintas personas y un día Antóxica malaleche hace su entrada.

Antóxica está pasando por una mala racha, y Mariquita siente que debe ayudarla, hasta tal punto que sin conocerla de nada, la invita a su casa a pasar unos días para que no pase el mal trago sola. Pasan  días de fraternidad, confidencias, risas y euforia….lalalalalaaa  y por cosas del destino Antóxica acaba viviendo en la casa.

Es ahí amigos, cuando el apellido de Antóxica hace su aparición…

Los días de gloria y júbilo pasaron a ser las pinturas negras de Goya, por mi madre de mi alma (palabras textuales de Mariquita).

Mariquita se da cuenta de la negatividad que Antóxica irradia, tal es que Mariquita se ha contagiado…que asco de ciudad, que asco de clima, que asco de trabajo, que gente mas tonta, que gente mas torpe…¿¿NIÑA TU ESTÁS ESCUCHANDO??(voz interior de Mariquita).

Toda palabra que sale de la boca de Antóxica es para insultar, para quejarse, para puntualizar que ella es impoluta en todos sus actos….Mariquita empieza a cansarse, ella es consciente de que todo el mundo pasa por malas rachas y que nadie es perfecto ni imperfecto, sino diferentes, pero Mariquita sabe que ella es una persona positiva y alegre y está perdiendo esas cualidades.

Pues amigos, esta relación fue de mal en peor, falta de comunicación, entendimiento, perdidas de paciencia, porque Mariquita se cansó de escuchar la misma historia todos los días, de las mismas quejas y hasta cierto punto se mosqueó porque veía que Antoxica no hacía nada para poner remedio a sus frustraciones.

Antóxica se enfadaba con Mariquita por razones inventadas, era desconfiada y a decir verdad un poquito aficionada a las pifias mentales.

Así que un día Mariquita vio la luz y  la dejo ir, decidió que no quería a gente así en su vida.

Con el paso de los días se dio cuenta de que lo que decía Antóxica  no era verdad, la ciudad no estaba tan mal; Ese chico no era imbécil, de hecho, era bastante agradable; Esa historia que tantas veces había repetido, en verdad, tenia mas versiones; No era imposible conocer gente buena y pasar un buen rato…

¡Mariquita hija mía, que peso mas grande te quitaste de encima!

Mariquita, una chica muy positiva, me contó que Antóxica le hizo ver los fallos que ella misma había cometido anteriormente con otras personas y que gracias a eso, pudo cambiar cosas de ella misma que no le gustaban y a sentirse mejor consigo misma.

Pues nada, con esto y un bizcocho…

2 comentarios en “Personas tóxicas um…NO gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s